Monstruos contra alienígenas (Monsters vs. Aliens) - crítica y tráiler | Cine Kane 3

Monstruos contra alienígenas

foto destacado

Sinopsis

Cuando a la californiana Susan Murphy le cae encima un meteorito lleno de pringue espacial y crece rápidamente hasta los 15 metros de altura, la capturan y la encierran en una zona de contención secreta del gobierno. Allí, Susan (ahora llamada Genórmica) se ve rodeada de otros monstruos encarcelados: el inteligente, aunque con cabeza de insecto, Dr. Cucaracha; el machote medio simio medio pez Eslabón; el gelatinoso e indestructible B.O.B.; y la larva de 100 metros llamada Insectosaurio.

Sin embargo, su reclusión queda interrumpida cuando el general Provoker pone en acción al grupo para combatir a un imparable robot que está arrasando el país. Victoriosos, los monstruos pronto se enfrentan a la nave nodriza del robot, bajo el mando del malvado Galaxhar, que exige la devolución de su quantonio (sea lo que sea), o destruirá el planeta.

Intérpretes

Reese Witherspoon / Carolina Cerezuela Susan Murphy / Ginormica (voz)
Hugh Laurie/ Pep Antón Muñoz Doctor Cucaracha (voz)
Seth Rogen / Rafa Romero B.O.B. (voz)
Will Arnett / Jordi Boixaderas El eslabón perdido
Rainn Wilson Gallaxhar (voz)
Renée Zellweger Katie (voz)
Kiefer Sutherland General G.R. Provoker (voz)

Ficha Técnica

Dirección Rob Letterman y Conrad Vernon
Guión Maya Forbes, Wallace Wolodarsky, Rob Letterman, Jonathan Aibel y Glenn Berger
Producción Lisa Stewart
Montaje Joyce Arrastia y Eric Dapkewicz
Música Henry Jackman
Dirección Artística Michael Isaak
Supervisor de Efectos Visuales Ken Bielenberg
Supervisor de Efectos Digitales Maresh Ramasubramanian

Crítica

Otros... y otros

© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.
© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.

Rubén García López

Realmente hay que vencer la tentación de dejar a un lado Monstruos contra alienígenas y hablar solo del 3D, pero la tentación es lógica porque, ¿qué otro relieve ofrece aparte del obtenido gracias al nuevo desarrollo de esta vieja técnica?

© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.
© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.

Tanto monstruos como alienígenas constituyen dos figuras clásicas del cine fantástico. Del otro en el cine fantástico. Por tanto, ya desde el propio título hay cierta ambición que no se ve correspondida por los resultados, modestos en el plano de la narración, diseño y puesta en escena. Pero sí hay un cierto relieve en este lugar del otro en la historia, una cierta enseñanza (perversa, pero útil).

El de "el otro" es un tema predilecto de nuestra sociedad, a quien gusta soñar que tiene conciencia. La atención, la apertura al otro... Pero lo que hay, siempre, son otros: porque al final, para depende quién, no es el mismo tipo de otro un judío que un musulmán, como no lo es un monstruo o un alienígena. Evidentemente, se argüirá que este último viene avasallando y destruyéndolo todo. Pero ciertamente, las películas, ¿no eran creaciones? Y Monstruos contra alienígenas es creación, invención, ángulo, hasta en el último milímetro de su imagen. Y, ¿qué tipo de creación es ésta?

Monstruos contra alienígenas nos recuerda que Dreamworks nace como competencia de Disney. Como tal, imita a su principal rival haciendo creer que ofrece algo nuevo. Shrek (Andrew Adamson y Vicky Jenson, 2001) era tan Disney como cualquiera de sus rivales, pero sus chistes referenciales y, sobre todo, sus pedos, creaban la ilusión de ver algo diferente cuando, simplemente, había cosas diferentes. Pocos recordaron que, si en un cuerpo cambian varias células, este sigue siendo el mismo.

"Los monstruos defenderán a los que les encerraron y a quienes les odian y temen de las amenazas exteriores, de las nuevas otredades amenazantes. El Otro contra el Otro"


© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.
© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.

Monstruos contra alienígenas es así una clásica película edificante de Disney: enseña a aceptar la propia diferencia, en el marco de una tradición cuestionada por unos lados (de forma harto ligera) y aceptada por otros, que al final no eran tan malos como pintaban. Cachondeos con el presidente de los EE.UU. aparte (si bien es forzoso darse cuenta de que tanta sorna a costa del "jefe" no equivale sino a un lamento por su estupidez, nunca por el sistema, que sería mucho mejor con alguien competente al frente), es el ejército, secuestrador de estos otros indeseados, quien finalmente les posibilita el encuentro de un hogar, una actividad para auto-afirmarse, un lugar en la vida. Acertada forma de decir que no hay más otro que el designado por el poder como tal.

Así como los judíos necesitaron a los árabes para dejar de ser el otro de occidente, los monstruos dejarán de ser el otro -para más inri, oculto, encerrado en una hipertecnificada y educada Guantánamo à la sci-fi- a favor del gratuitamente cruel alienígena que, cómo no, no tiene otro ejército y población que clones de sí mismo. La última crueldad conceptual de occidente no ha sido otra que esa singularización por la cual toda esa multitud caótica y en tantas ocasiones opuesta a la dotada con el poder designador es convertida en uno, uno solo, el Otro. Las mujeres, los negros, los gays, los árabes, resultan ser ahora el Otro. Evidentemente, en tanto se lleven bien con este poder designador, serán aceptados, pero de un modo en el que su diferencia permita colaborar con el régimen dominante. Así, los monstruos defenderán a los que les encerraron y a quienes les odian y temen de las amenazas exteriores, de las nuevas otredades amenazantes. El Otro contra el Otro.

© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.
© 2009 DreamWorks Animation L.L.C. All Rights Reserved.

Sorprende mucho ver cómo una competencia económica entre dos productoras ha sido convertida por muchos en artística, cuando Disney/Pixar y Dreamworks convergen sustancialmente en discursos y estilo, si bien a mi juicio Pixar siempre va más lejos en su diseño de personajes y a la hora, como mínimo, de dejar al desnudo los presupuestos, siempre dudosos, de las estructuras sociales que muestra (aunque al final las acabará rescatando por donde buenamente se pueda). La apuesta de Dreamworks por la parodia ha comportado hasta hoy un camuflaje del discurso reaccionario que caracteriza a casi toda la animación mainstream estadounidense. Sería de esperar que los malos resultados cinematográficos nos permitiesen respirar tranquilos de momento. Pero acaso esa sea una esperanza excesiva.

01/04/2009

Tráiler


PUBLICIDAD
BOLETÍN

¿Quieres recibir gratis nuestro boletín?

> Regístrate

CONCURSO
Concurso
Kane3 y Avalon han sorteado DVD de Un soplo en el corazón (Louis Malle, 1971) y El señor de las moscas (Peter Brook, 1963).
CINE y DVD

Crítica, tráiler, sinopsis, intérpretes, ficha técnica ... CINE y DVD

Ver todas las películas
Copyright 2007 La hija de Laughton S.L.- Contacto - Publicidad - Nota legal